El legado de la ciencia primitiva

por Andrew Tomas en Los secretos de la atlantida

LA CIENCIA ANTES DE LA ERA CIENTÍFICA
Los grabados murales de las cuevas de Canchal de Maho-ma y Albergue de las Viñas, en España, contienen misteriosas anotaciones. Otro tanto ocurre con un objeto de marfil de mamut descubierto en Gontzi, Ucrania, y que data de la Era glacial. Existen a todo lo largo de Europa millares de estas anotaciones pintadas o grabadas. Durante mucho tiempo han constituido motivo de perplejidad para los arqueólogos y los antropólogos.
En un artículo publicado en la revista Science, Alexander Marshack ha demostrado que esas complicadas anotaciones representan observaciones lunares perfectamente exactas realizadas millares de años antes de la aurora de la Historia, Tales datos inducen a Marshack a pedir una revisión de nuestras opiniones sobre la Prehistoria:

«Los numerosos problemas planteados por las anotaciones limares de la época del paleolítico superior revisten una gran importancia. Dan lugar a una nueva evaluación de los orígenes de la civilización humana, incluidos los del arte, los símbolos, la religión, los ritos y la astronomía, así como las aptitudes necesarias para los comienzos de la agricultura (40).»

Estas sucesiones y anotaciones que datan de la Era del paleolítico superior se remontan a lo largo de una línea ininterrumpida que va desde las civilizaciones mesolíticas azilienses hasta las civilizaciones magdaleniense y auriñaciense. De ello, Marshack concluye atinadamente:
«La evidencia combinada de conocimiento lunar y, ocasionalmente, lunar-solar entre las civilizaciones agrícolas primitivas, extendidas a través de Eurasia, ramificadas al África y practicadas por pueblos distintos que hablan lenguas diferentes, nos obliga a preguntarnos si no existiría en épocas remotas una tradición y un método fundamentalmente astronómicos.»
En un resumen de las realizaciones de los hombres primitivos, el Popol Vuh, de Guatemala, afirma: «Contemplaban alternativamente el arco del cielo y la redonda faz de la Tierra. Grande era su sabiduría.» El libro sagrado añade que «podían igualmente ver lo vasto y lo pequeño en el cielo y sobre la Tierra».
Por extraño que pueda parecer, en el alba de la civilización los conocimientos científicos eran, ocasionalmente, mucho más elevados que el nivel intelectual de la época. Ello podría explicarse sobre la base de una herencia legada por un mundo arcaico antediluviano. Las huellas de una «civilización de señores» pudieron sobrevivir al desastre mundial. Esta es la razón de que, en el presente capítulo, desarrollemos el estudio de fuentes antiguas. Cuanto más nos remontamos a lo largo de ese pasado, más nos aproximamos a las civilizaciones perdidas.

Dejó la Atlántida depósitos de oro y otros tesoros enterrados bajo las pirámides y la esfinge, como pretende una antigua tradición?. En nuestra época, parece llegado el momento de explorar ciertos terrenos desconocidos a fin de anticipar y estimular nuevos descubrimientos. Edición ilustrada.

Capitulos recomendados

El Exodo

A través de los mares y de los aires. • Bombas atómicas y naves espaciales en la Prehistoria. …

por Andrew Tomas
Colonias Antedeluvianas

Un Estado del que la ONU no sabe nada. • Shambhala septentrional. • Montañas sagradas y ciudades perdidas. …

por Andrew Tomas
Cuando los Dioses vivian entre los Hombres

Los semidioses de la Historia. • Los portadores de la antorcha de la civilización. • Los anfibios traen la cie …

por Andrew Tomas

Ultimos Articulos

Universo desconocido

Conocemos una pequeña parte del universo de que está hecha de átomos solo el 4% pero no sabemos exactamente qué …

Lectura del tarot de hoy

El tarot de hoy es el medio de adivinación más utilizado en occidente para predicciones personales como parte de …

Leyendas de terror en nuestros dias

Muchos temas del mundo esotérico y paranormal tienen origen en leyendas y mitos,con el tiempo se van adaptando a l …