El cubo del doctor Gurlt

por Jacques Bergier en Los extraterrestres en la historia

Hace algunos años, el célebre periodista científico soviético G. N. Ostrumov se presentó en el Museo de Salzburgo y pidió que le permitieran examinar un cubo, o mejor dicho un paralelepípedo, descubierto en el siglo XIX por el doctor Gurlt, en una mina de carbón. Según varios investigadores del siglo XIX, este objeto, hallado en el interior de un lecho de carbón viejo con varios millones de años de antigüedad, había sido, no obstante, trabajado con una maquina.
El periodista no encontró el cubo e incluso parece que las autoridades del Museo no le atendieron muy bien. Le manifestaron que el objeto probablemente se había extraviado durante la Segunda Guerra Mundial y que ni siquiera tenían prueba formal de su existencia.
Ostrumov regresó, furioso, y publicó después algunos artículos en los que pretendía que las descripciones existentes de este objeto eran pura farsa.
Teniendo en cuenta que poseemos escritos indiscutibles aparecidos en el siglo XIX sobre el cubo de Gurlt, los anatemas del periodista ruso son decididamente exagerados. No obstante, seria en verdad muy interesante examinar el hallazgo del doctor, con instrumentos modernos: porque, en efecto, es seguro que, hace algunos millones de años, no había civilización industrial en la Tierra.
Más adelante, veremos que existe cierto número de objetos de esta clase, cilíndricos unos, con aristas otros. Y que, si se ha hallado una explicación a propósito de los objetos cilíndricos, los de aristas parece que fueron dejados sobre la Tierra por algunos visitantes. Antes, sin embargo, vamos a explicar con detalle dos incidentes poco conocidos y cuya autenticidad no ofrece la menor duda.
Incidente primero: en el otoño de 1868, en una mina carbonífera cerca de Hammondsville, Ohio, Estados Unidos, propiedad del capitán Lassy, un minero llamado James Parsons se encontraba trabajando relativamente cerca de la superficie. De pronto, cayó en el pozo una cantidad bastante considerable de carbón, dejando al descubierto una pared de pizarra cubierta de inscripciones. Una muchedumbre acudió a contemplarlas. Algunos profesores advirtieron cierto parecido entre estas inscripciones y los jeroglíficos egipcios. Teniendo en cuenta la edad de la vena carbonífera, estas inscripciones databan, por lo menos, de dos millones

Un estudio vivaz, por la ágil pluma del coautor de El Retorno de los Brujos en que analiza exhaustivamente las posibilidades de contacto con extraterrestres. Nos han visitado seres de otros mundos?. Tras reunir numerosos hechos rigurosamente comprobados, el autor afirma que todavia hoy subsisten huellas de su presencia y de sus actos en la tierra.

Capitulos recomendados

Los visitantes de Nasca

Las gigantescas figuras trazadas sobre el suelo de la meseta de Nasca, en el Peru, solo fueron descubiertas en 1947 …

por Jacques Bergier
La estrella que mato a los Dinosaurios

Hace setenta millones de años, la Tierra estaba dominada por gigantescos reptiles: lagartos enormes, saurios mon …

por Jacques Bergier
Los niños verdes

Una tarde de agosto de 1887, cerca de la población de Banjos, en España, unos trabajadores del campo vieron salir …

por Jacques Bergier

Ultimos Articulos

Universo desconocido

Conocemos una pequeña parte del universo de que está hecha de átomos solo el 4% pero no sabemos exactamente qué …

Lectura del tarot de hoy

El tarot de hoy es el medio de adivinación más utilizado en occidente para predicciones personales como parte de …

Leyendas de terror en nuestros dias

Muchos temas del mundo esotérico y paranormal tienen origen en leyendas y mitos,con el tiempo se van adaptando a l …